Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA

PORTUGAL

domingo, 13 de agosto de 2017

Várdulos

Tribu establecida en el norte de la Península Ibérica, en la parte oriental del País Vasco: provincias de Guipúzcoa y Álava.
Se discute si estaban emparentados a cántabros, celtas, celtiberos, o vascones, aunque lo cierto es que los nombres de sus ciudades son claramente Indoeuropeos, cuando no típicamente célticos, como ocurre con Tritium (desde el céltico Tritos "tercero"), Segontia "victoriosa".
Tullonlom (desde Tulno o Tullo "valle") o los eventuales Brigantium reflejados por los actuales Bergüenda y Berganzo (Álava).
Por otro lado, no se constata ningún topónimo vinculable al eusko-aquitano con formas Iltur-, -berri, -egi/-ekl, tan habituales en el Pirineo navarro.
Otras consideraciones las realizó Julio Caro Baroja, indicando que la denominación várdulo no tiene origen vasco.

Vascones Navarra

Pueblo cuyo territorio se extendía hacia el siglo I entre el curso alto del río Ebro y la vertiente peninsular de los Pirineos occidentales, una región que se corresponde en la época contemporánea con toda Navarra, áreas del oeste de la provincia de Zaragoza, y noreste y centro de La Rioja.
Con anterioridad a la llegada de los romanos, y al igual que otros pueblos del más extenso ámbito de Vasconia, el pueblo de los vascones hablaba una lengua que lingüistas consideran como antecesora del euskera moderno, referida a veces en la bibliografía como euskera arcaico, histórico o aquitano.
Algunos investigadores consideran que el territorio vascón se encontraba inscrito, a la llegada de los romanos y durante los primeros tiempos tras la introducción de la escritura, en un contexto de mayor complejidad lingüística donde se entremezclan los datos lingüísticos vascones con los de las lenguas célticas, de influencia en las áreas occidentales como la Tierra de Estella, y la ibera presente en las áreas meridionales y centrales de Navarra.
«SI el nombre de vasco está relacionado con el de los Vascones, no hay que considerar el sentido moderno que se aplica a la lengua con el antiguo, lo que significaba una unidad política. Las monedas navarras con le leyenda BAR(S)CUNES pueden explicarse por una raíz indoeuropea, y su desinencia de nominativo plural es igual al de las monedas celtíberas.
Tampoco los nombres de otros pueblos antiguos vecino tienen apariencia vasca y, sin embargo, ocupan el territorio actualmente vasco de lengua. Cabe formular la hipótesis de que la lengua vasca se extendía más allá de los límites de los vascones, y por otro lado no necesitamos admitir que en todo el territorio de esta tribu, de nombre no vasco, se hablara la lengua vasca.»
Estrabón dice que los pueblos «que ocupan el lado septentrional de Iberia: galaicos, astures y cántabros, hasta los vascones y el Pirineo» llevan una «vida de montañeses, pues el modo de vivir de todos es semejante: son sobrios, los hombres llevan larga cabellera que se recogen con una banda para combatir; comen carne de macho cabrío; sacrifican al dios de la guerra machos cabríos y prisioneros y caballos; la educación guerrera estriba en luchar desnudos y armados, en pugilatos, carreras, ejercicios de tiro y combate en batallones; se sirven de pan de bellotas secas molidas, de cerveza en vez de vino, de mantequilla en vez de aceite; comen sentados por orden jerárquico y van pasando los alimentos por orden; danzan al son de la flauta y trompeta, con saltos y cayendo sentados sobre los talones; no conocen la moneda, sino que se sirven de trueque o pagan con trozos de plata; entre los castigos figura el despeñamiento de criminales, la lapidación de los parricidas; el matrimonio es al modo griego (monogamia)».
«Los indoeuropeos traen nuevas armas, un modo de vida en el que la ganadería tiene mucha importancia, una organización social guerrera y aristocrática, disponen del caballo y del carro, y no se puede dudar que en todas partes imponen su autoridad. Si nos fijamos en tribus pirenaicas como índigetes, Ausetani, Cecetani, Andosini, Airenosii, salta a la vista que son pueblos pequeños, de poco desarrollada organización.
¿No podría ser la gran tribu de los vascones una organización política promovida por aquellos invasores? Tal entidad política podría haber comprendido en sus límites varias lenguas: p. ej. indoeuropeo en restos importantes, como el mismo nombre de los vascones, y el del Dios Peremusta en Eslava, una divinidad Indoeuropea antiquísima. En cuanto a la onomástica personal, sorprende que las inscripciones navarras y de Álava y aun que Vizcaya presenten casi exclusivamente los mismos nombres que las de otras regiones de la Hlspania indoeuropeizada.
Esta presencia de elementos indoeuropeos en inscripciones que corresponden a las gentes más romanizadas y ricas en las llanuras de Álava y Navarra no quiere decir sino que las invasiones indoeuropeas habían dejado grupos, bien donde el suelo les ofrecía condiciones favorables de subsistencia, bien en castillos que favorecían el dominio del país».

(A. Tovar)

Vetones

Conjunto de los pobladores prerromanos de cultura celta que habitaban un sector de la parte occidental de la península Ibérica y que compartían un denominador más o menos común. Su asentamiento tuvo lugar entre los ríos Duero y Tajo, principalmente en el territorio de las actuales provincias españolas de Ávila y Salamanca, y en parte de las de Cáceres, Toledo y Zamora. En la parte del oriente de Portugal también existen ejemplares de una de sus creaciones más características, los verracos de piedra.
En líneas generales los vetones limitaban con los pueblos vacceos al norte, con los astures al noroeste, al este con los carpetanos, al sur con los oretanos, túrdulos y célticos y al oeste con los lusitanos. Es posible que también entraran en límite con el territorio arévaco al noreste. Su cultura se caracterizó por su carácter guerrero y ganadero.
Martín Almagro Gorbea considera «evidente» que los vetones pertenecieron a un conjunto de pueblos prerromanos calificable como celta por sus características culturales.
Una de las manifestaciones artísticas de los vetones son los verracos, esculturas de toros y cerdos (los Toros de Guisando), e incluso en algunas ocasiones, jabalíes, que se hallan esparcidas por todo el territorio que se supone la Vetonia. La función de estas esculturas ha sido muy debatida, y puede tratarse tanto de monumentos conmemorativos de victorias, como tener significados mágico-religiosos de protección y reproducción del ganado.

domingo, 9 de julio de 2017

Túrdulos

Pueblo asentado entre los valles del río Guadiana y el Guadalquivir. Llega desde La Serena hasta la vega del Genil en Granada, entre la Oretania y la Turdetania, cuya capital fue el antiguo oppidum de Ibolca, conocida como Obulco en tiempos de los romanos, y que se corresponde actualmente con la ciudad de Porcuna, entre las actuales provincias de Córdoba y Jaén. Limitaban al sur y al oeste con los Turdetanos, al norte con los Carpetanos, al oeste con los Conios y al este con los Oretanos.
Se cree que se diferenciaban de los demás pueblos ibéricos en el idioma, supuestamente de origen tartesio. la escritura y el idioma túrdulos son una evolución histórica del idioma y la escritura tartésica.
No se deben confundir con un grupo de pueblos de la costa central del actual Portugal, en el área cultural de los lusitanos, que se denominaban túrdulos viejos (turdull veteres) o túrdulos oppidanos (turdull oppidani).

Turmogos

No tenemos muchas noticias de este pueblo, posiblemente por su poca significación en el proceso de conquista romana. Parece estrechamente emparentado con los vaceos, los autrigones y los celtíberos.
Los turmogos ocupaban la zona centro-occidental de la actual provincia de Burgos y parte de la oriental de Palencia. Tienen frontera con los cántabros y satures por el Norte, los autrigones por el Este, los pelendones por el Sur y los vaceos por el Oeste.
El sustrato del pueblo turmogo parece ser de poblaciones indoeuropeas presentes ya en la Edad del Bronce, cercanas culturalmente a los cántabros y astures, y también a vacceos y autrigones, como muestran ciertos elementos.

sábado, 10 de junio de 2017

Turdetanos

Pueblo que habitaba en la Turdetania, región que abarcaba el valle del Guadalquivir desde el Algarve en Portugal hasta Sierra Morena, coincidiendo con los territorios de la antigua civilización de Tartessos. Limitaban al norte con los Túrdulos, al oeste con los Conios y al este con los Bastetanos.
Tartessos había tenido una gran influencia griega, que condujo a la desaparición de su monarquía a manos de los feno-púnicos como venganza por su apoyo a los focenses tras la batalla de Alalia en el siglo VI a. C. De esta desaparición surgió una nueva civilización descendiente de Tartessos.
Perdido el enlace comercial y cultural que Tartessos mantenía con los griegos, la Turdetania se vio inmersa en la influencia cartaginesa, pero siguió conservando su identidad como descendiente de los antiguos tartesios: tenían una personalidad propia dentro de la cultura de los íberos.

Tartesios - Andalucía

Tartessos o Tartéside fue el nombre por el que los griegos conocían a la que creyeron primera civilización de Occidente. Posible heredera del Bronce final atlántico, se desarrolló en el triángulo formado por las actuales provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, en la costa suroeste de la península ibérica, durante el Bronce tardío y la primera Edad del Hierro. Los tartesios parece que desarrollaron una lengua y escritura distinta a la de los pueblos vecinos y, en su fase final, tuvieron influencias culturales de egipcias y fenicias.
La tradición literaria clásica dice que su forma de gobierno era la monarquía y que poseían leyes escritas en verso en tablas de bronce desde tiempo inmemorial. La primera fuente histórica que alude a Tartessos es la Historia de Heródoto, del siglo V a. C, que habla del rey Argantonio (significa Hombre de plata) y su incontable riqueza, sabiduría y generosidad.
Tartessos desapareció abruptamente de la historia. Los centros de poder político-económico se desplazaron hacia la periferia del área tartésica, concentrándose en Carmona o Cástulo, que darían lugar a los estados iberos turdetanos.
Existe una serie de lápidas sepulcrales halladas en el Algarve, Alemtejo y bajo Guadalquivir que contienen inscripciones en un idioma desconocido pero que parece ser que es de tipo semisilábico y se escribe de derecha a izquierda. En ellas se ha querido ver una representación del idioma tartésico, del que parece que derivó la lengua hablada por los turdetanos, de los que dice Estrabón que tenían escritos y leyes con más de 6000 años de antigüedad.