Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA

PORTUGAL

martes, 17 de abril de 2018

Cueva del Tajo de las Figuras - Benalup

La Cueva del Tajo de las Figuras (situada en el pueblo de Benalup-Casas Viejas (Cádiz) España) pertenece al conjunto de arte rupestre denominado arte sureño, que se encuentra en el sur de Andalucía (España), frente al embalse del Celemín.

Historia
En 1913, Juan Cabré y Eduardo Hernández-Pacheco empezaron en esta cueva los primeros estudios del arte rupestre de la región. Este pequeño abrigo está situado en un paisaje de excepcional belleza y se caracteriza por la gran cantidad de pinturas rupestres, sobre todo de representaciones de aves, cuadrúpedos y antropomorfos. La mayoría de estas figuras datan del Neolítico y del Calcolítico. En 1924 la Cueva del Tajo de las Figuras fue declarada Monumento Arquitectónico Artístico rupestre
Durante varias décadas se han mojado las paredes de la cueva con agua para ver mejor las pinturas y enseñarlas a los turistas. Como resultado de esta práctica se depositó una gruesa capa de cal encima de las mismas. A principios de 2005 se realizaron trabajos de restauración, dedicados sobre todo a la limpieza y consolidación.
Entre las figuras se han creído identificar representaciones de aves desaparecidas, como el ibis eremita, aunque la precisión no permite la identificación a ese nivel.
Desde 2008 no se puede visitar por deterioro de sus instalaciones.

(Wikipedia)

sábado, 7 de abril de 2018

Cueva de Cullalvera - Cantabria

Descripción
La Cueva de Cullalvera, situada al pie del Monte Pando, forma parte de un complejo cárstico de 12 kilómetros de recorrido. En donde la acción del agua sobre la roca, con el tiempo han configurado una cavidad monumental.
Es una cavidad de grandes dimensiones como muestra su espectacular boca de entrada, con 14 m. de ancho por 28 m. de alto. De ésta emerge una fuerte y fresca corriente de aire que advierte al visitante de la cueva antes de ser visualizada. El entorno es un espacio mágico. Su boca está enmarcada por un frondoso encinar cantábrico de gran valor ecológico.
Su tránsito por el interior de la cueva está acondicionado para personas con movilidad reducida, a través de una pasarela de 400 m. de desarrollo. La visita se inicia con un audiovisual, donde se explica al visitante los rasgos paisajísticos, patrimoniales, económicos y sociales de la comarca del Asón en general, y de Ramales de la Victoria en particular.

(Cultura de Cantabria)

Dólmenes de El Pozuelo - Zalamea la Real

Los Dólmenes de El Pozuelo se encuentran situados en el término municipal de Zalamea la Real (Huelva), en la Cuenca Minera del Río Tinto. 
Hasta la fecha se han encontrado en Zalamea un total de 49 yacimientos megalíticos que se agrupan en dos grandes áreas, la occidental que se puede denominar como cultura dolménica de El Villar – El Buitrón, y el área oriental ocupada por los dólmenes de El Pozuelo.

(Dólmenes de Zalamea la Real)

Dólmen del Mellizo - Valencia de Alcántara

El Dolmen del Mellizo (también llamado Aceña Borrega, Anta de la Marquesa o Data III) es un dolmen ubicado en las inmediaciones de la localidad española de La Aceña de la Borrega, en el municipio de Valencia de Alcántara, en la provincia de Cáceres.
Forma parte del conjunto arqueológico de los Dólmenes de Valencia de Alcántara, declarado bien de interés cultural en 1992.
Es uno de los pocos dólmenes de Extremadura cuya cámara aún está cubierta por una horizontal que descansa sobre él, sobresaliendo de la cubierta. Si bien el dolmen está bastante desgastado, se conservan bien el breve pasillo (dos grupos de discos) y el acceso a la cámara a través de una piedra de umbral. El megalito se data en los milenos IV o III antes de Cristo y sigue el modelo megalítico que en la vecina Portugal se conoce como anta. Tiene losas de granito y cámara ovalada y se compone de ocho piedras de soporte o secundarias, varias de ellas ya rotas. Tiene un diámetro de alrededor de 3,0 m x 3,6 m y una Altura de unos 2,5 m.
Aunque el dolmen ya había sido saqueado, en la excavación arqueológica de 1985 de Primitiva Bueno Ramírez pudieron hallarse restos de ajuares funerarios como fragmentos de cerámica, puntas de flecha y otros objetos.
Hubo un dolmen de la misma especie en la zona, pero se perdió. A unos 300 metros de distancia se encuentran otros dos yacimientos arqueológicos: Data I y Data II. Este último está en mal estado, pero tiene una de las mayores cámaras.

(Wikipedia)

martes, 20 de marzo de 2018

Cerro de San Cristóbal - Córdoba

Descripción
En una de las cotas más altas del término municipal, delimitando por el Noreste con Baena, se encuentra el Cerro de San Cristóbal. Se puede acceder bien desde la ermita del Calvario, bien desde el camino que va a Baena.
El yacimiento arqueológico ocupa la parte más alta del cerro en donde se observan los restos de un recinto amurallado que alterna con trabajos en la roca para aprovechar las defensas naturales. Su forma es alargada y sus murallas están construidas con grandes bloques de piedra caliza cortados de forma regular.
A falta de un limpieza e intervención arqueológica, se distinguen varios lienzos y una zona que podría ser la entrada al recinto, en el extremo Sur. Visualmente controla el Camino de Metedores y existe una clara vinculación con los yacimientos de la Oreja de la Muía y el Laderón.

Nivel de protección 
Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía, Normas Subsidiarias 2001 del municipio (capitulo 5,art. 11.36).

Las principales piezas
Se conservan en el museo dos monedas de época romana, algunos objetos de metal y fragmentos de cerámica ibero-romana.


(Yacimientos arqueológicos)

jueves, 15 de marzo de 2018

El Turuñuelo - Guareña

Yacimiento tartésico
El Turuñuelo, Turuñuelo de Guareña o Casas del Turuñuelo es un yacimiento arqueológico tartésico del siglo V a. C.​ que se encuentra en el el término municipal de Guareña (Badajoz), cerca de Yelbes. 
Los trabajos de excavaciones que lleva a cabo el Instituto de Arqueología de Mérida (IAM), están coordinados por Sebastián Celestino Pérez y Esther Rodríguez González. Hay una docena de yacimientos arqueológicos tartésicos en el Valle del Guadiana, de los que se han excavado tres: Cancho Roano (cerca de Zalamea de la Serena), La Mata (en Campanario) y El Turuñuelo.
En 2014 se realizó un sondeo estratigráfico. Se han sucedido tres campañas de excavaciones. La primera campaña (2015) fue financiada por la Junta de Extremadura con fondos Feder de la Unión Europea, y la segunda por el Ministerio de Economía y Competitividad. En 2015 se descubrió un habitáculo de 70 m² en muy buen estado de conservación, en el que se hallaron, en el centro, un altar de adobe con forma de piel de toro, bancos corridos y una bañera de 1,70 m, «considerada como uno de los hallazgos más extraordinarios de la excavación, un elemento hasta ahora desconocido y que se podría dedicar a hacer algún ritual relacionado con el agua"», según Sebastián Celestino. «Lo llamamos bañera o sarcófago por su forma. Está hecho con un material extraño a base de cal y no sabemos qué contenía; no tiene ningún orificio de salida y, por lo tanto, puede ser para contener agua, para hacer algún tipo de ritual que se nos escapa», explica Sebastián Celestino.
En 2017, se ha sacado a la luz una escalinata con 10 escalones y 2,5 metros de altura que une dos plantas; la inferior aún no se ha excavado. El material es un tipo de mortero de cal y granito triturado, que se encofraba y constituía una especie de protocemento (lo más parecido, el opus caementicium romano, es un siglo posterior). En abril del mismo año, se han encontrado junto a la escalinata los restos de dos caballos sacrificados.  Menos de dos meses después, se han exhumado los restos de otros 17 caballos, de dos toros y de un cerdo.
El sacrificio de estos animales formaría parte de una ritual de los pobladores, que incluiría un banquete comunitario y el inmediato incendio del santuario tartésico, que fue enterrado y abandonado. El sacrificio ofrendado a sus divinidades, se realizó en el patio principal  de la estancia sur, zona en la que se han hallado muchas conchas y huesos echados al suelo. Sebastián Celestino, resalta la importancia del hallazgo del ajuar empleado en el banquete: dos jarros, coladores y otros enseres, además de vasos de imitación griega y de platos y vasos con bandas pintadas de color rojo. La buena conservación del recinto religioso y de los objetos de bronce del ritual, se debe a que el fuego solidificó los muros de adobe de tres metros de ancho, y la tierra con la que se cubrió el recinto preservó los metales.​ El 31 de mayo de 2017 finalizó la segunda fase de excavaciones, de dos meses de duración
El túmulo del Turuñuelo tiene en la actualidad una hectárea de extensión.​ En las campañas de 2015-2016, se hallaron restos cerámicos, arquitectónicos, semillas, restos de alfombras de esparto y otros tejidos, un caldero y una parrilla de bronce y otros muchos objetos de este metal. Entre las tres campañas se ha excavado el 10 % del total del yacimiento. Esther Rodríguez señala que hasta octubre, en que posiblemente se reanude la campaña, se va a proceder a documentarla. La restauración de los bronces hallados, prosigue en el Laboratorio de Restauración y Conservación de la Universidad Autónoma de Madrid (SECYR). La arqueóloga añade, que espera que puedan ser publicados pronto los resultados de las excavaciones.
La codirectora del Turuñuelo afirma que «este yacimiento se ha convertido en un ejemplo excepcional para el estudio de la arquitectura tartésica, así como de su organización social y económica dentro del sistema que rige el Guadiana Medio durante esta época». La extensión del yacimiento es tres veces superior al de Cancho Roano.
Las construcciones de El Turuñuelo fueron destruidas, incendiadas y selladas con arcilla por sus propios habitantes al final del siglo V a. C.,​ ante la invasión inminente de pueblos celtas del norte.

(Wikipedia)

Dólmen de Vallgorguina - Barcelona

El Dolmen de Vallgorguina también llamado la Pedra Gentil está situado en el municipio de Vallgorguina, Barcelona (España) dentro del Parque Natural del Montnegre i el Corredor.
Desde tiempos inmemoriales ha sido un lugar relacionado con brujas y aquelarres. En la actualidad sigue siendo un sitio muy frecuentado por ocultistas y adeptos a diferentes prácticas mágicas.
En las inmediaciones se encuentra la iglesia románica de Santa Eulàlia de Tapioles.
El dolmen de Vallgorguina está formado por 7 megalitos verticales, que soportan un gran bloque megalítico superior horizontal. Los 7 megalitos verticales no son todos de una única pieza, sino que 3 de ellos constan de una gran piedra y otra pequeña piedra superior yuxtapuesta, uno de ellos consta de 3 partes (base inferior, gran piedra central y pequeña piedra superior). Su altura exterior es de 1,53 metros (interior: 1,28 metros).
La disposición de los megalitos es de forma circular, con una distancia entre ellos que oscila entre los 20 y 39 centímetros, dejando una gran apertura entre dos megalitos, de 81 centímetros, a modo de puerta de entrada.
El gran megalito superior horizontal, está partido por la mitad, con una cierta separación entre sus dos partes (25 centímetros). Su longitud máxima es de 3,16 metros y su anchura, de 2,54 metros.

Historia
Poco conocemos de la verdadera historia del dolmen, ya que nunca ha sido excavado o documentado arqueológicamente, se cree que fue construido entre el 3500 a. C y el 2000 a. C.
Existe la teoría de que el dolmen no está en su lugar original, y que tampoco es seguro que su morfología sea la que tuvo cuando fue construido. Popularmente se cree que a mediados del siglo XIX el dolmen se encontraba en un lugar cercano, constituyendo una molestia para el propietario de la finca, ya que se hallaba en sus campos de cultivo y que éste lo transladó hasta lo alto de un montículo, donde actualmente se encuentra. No sabemos si en la supuesta reconstrucción que hizo alteró la disposición original de las piedras ni cómo consiguió transportarlas al lugar y levantarlas hasta su emplazamiento.
Contrariamente a esta creencia, los historiadores, en general, creen que el dolmen siempre ha estado en este emplazamiento, ya que no existen pruebas documentales de que el dolmen haya sido trasladado desde otro lugar.
Entre la poca documentación existente, figura que en 1855 se hizo una restauración del dolmen, a cargo de Josep Pradell, el propietario del terreno, siendo la primera restauración de un dolmen en Cataluña de que se tiene noticia.

Tradición
Cuenta la tradición que el dolmen de la Pedra Gentil era “el punto de encuentro de todas las brujas de la comarca desde tiempos inmemoriales”, aquí celebraban sus aquelarres y rituales mágicos. De hecho, la denominación de Gentil es porque en ella se realizaban rituales paganos.

(Wikipedia)